Son Vida

Son Vida es el campo más antiguo de la isla y se considera legendario. Ha formado parte dos veces del European Tour y está considerado como uno de los campos más destacados por los golfistas de toda Europa. El viejo arbolado y las maravillosas vistas sobre la bahía de Palma son espectaculares.

La gran dama de los campos de golf cumple 50 años. En 1964, hace medio siglo, el príncipe Rainiero de Mónaco dio el primer golpe de salida en la festiva inauguración del Golf Son Vida, que tenía por entonces solo 9 hoyos.
Desde este primer “swing real“ ha aumentado continuamente el prestigio del campo. Son Vida es una leyenda viva entre los golfistas de todo el mundo, muchos acuden a la isla solo para poder jugar en él, aunque sea una sola vez.
El arquitecto de campos de golf británico F.W. Hawtree proyectó, inspirado por el exuberante entorno mediterráneo, un trazado de golf rico en matices, que se integra perfectamente en el paisaje. Los jugadores deben dominar, alternativamente, hoyos estrechos y anchos, el campo supone un desafío exigente y ofrece al mismo tiempo un alto nivel de placer de juego. En 1990 y 1994 se organizó en Son Vida el Open de Baleares, situándolo en el primer plano del deporte del golf europeo. Severiano Ballesteros y Barry Lane ganaron los torneos. En 2001 se llevó a cabo un rediseño completo del campo bajo la dirección del arquitecto alemán de campos de golf Kurt Rossknecht, lo que mejoró de forma perceptible su calidad. Sin embargo, Son Vida ha mantenido siempre un carácter único. 50 años después de su inauguración, el campo sigue manteniendo todo su atractivo gracias a las múltiples novedades y mejoras, entre otras, el certificado medioambiental ISO 14001, la comercialización del campo por medio de un escalado de precios, el nuevo logotipo, la oferta culinaria en el restaurante El Pato y en el club social. Otro logro destacado son los dos hoteles de lujo Castillo Hotel Son Vida y Sheraton Mallorca Arabella Golf Hotel, ubicados en el propio campo de golf.